SEAMOS GENERADORES DE CAMBIO

Que estás haciendo para generar cambios en tu ciudad, comunidad, casa, colegio, universidad, etc. Cada uno de nosotros tiene cualidades con las que podemos generar cambios en nuestro entorno.

Dónde o cómo podemos empezar a generar cambios:

Empecemos por nosotros mismos, estamos tan acostumbrados a que todo lo que hacemos lo hacemos solo para nosotros sin darnos cuenta las necesidades de nuestro prójimo.  Mateo 25-40 “Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”

Generemos cambios con nuestras acciones:

“Una acción habla más que mil palabras” Cuales son tus acciones ante la sociedad, no demos lugar a que la gente pueda hablar mal de nosotros o ponernos en mal ante los demás. Generemos buenas acciones aún cuando los demás no lo reconozcan.  Colosense 3:23-24 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; 24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís”

Seamos “Sal”:

Para qué nos sirve la sal, la sal nos sirve para dar sabor a los alimentos. ¿Por qué debemos de ser sal? Mateo 5:13 “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres”  Seamos agentes de cambios que podamos dar ese buen sabor para que los que están al nuestro alrededor puedan darse cuenta que si podemos ser generardores de cambio.

 

Generemos cambios siendo “Luz”:

Tratemos la manera de brillar en todo lo que hacemos y hagámoslo con excelencia no para que digan que somo buenos, si no para demostrar que todos podemos hacer las cosas de la mejor manera y demostrar que verdaderamente somos Hijos de Dios.   Mateo 5: 16 “Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo”